¡BLOGUEROS UNIDOS JAMÁS SERÁN VENCIDOS!


06risoterapia

Esto es lo que me gusta de los blogs y sus autores, porque gracias a amigos internáuticos que viven al otro lado del charco, puedo volver a publicar sin hacerme un lío ni ser licenciado en ingeniería electrónica con especialidad en informática, cursos de redes y específicamente sobre el apartado “Blogs”…

 

Apenas conseguí publicar la entrada “Parece que hay problemas…”,  ellos (ustedes, pues) respondieron solidarizándose y dándome consejos; me decían desde que no me desesperara hasta comentarme que eran una “nulidad electrónica” y me comprendían.

 

Franizquierdo me dio la solución simple de asociar dos teclas, copiar y pegar, lo que fue confirmado de inmediato por Alejandro Montero III y otros amables blogueros más, que por la premura en escribir omito nombrar.

 

La entrada que publiqué fue la que estaba destinada a hoy mismo y no pude “subir”, o sea que probé hacerlo siguiendo el consejoblog recibido y… ¡funcionó!; como le decía a mi esposa que espectaba mis afanes: “A los setenta años, hoy, he aprendido algo nuevo y se lo debo a quienes son amigos de tecla y pantalla”…

 

Puede parecer excesivo mi entusiasmo o un poquito ridículo hacer bulla por algo que en verdadparece tan sencillo; pero lo que sucede es que pocas veces -muy pocas-  alguien tan negado para la mecánica y la electrónica, con una motora fina que es más corriente que el plomo, producto de un infarto cerebral, puede solucionar algo que es como hacer que un conector de enchufe cuadrado, entre y quepa bien en un tomacorriente de agujeros redondos y el artefacto, al otro extremo del cable, funcione a la perfección…

 

¡Gracias por preocuparse, por alentarme, por desearme buena suerte, por solidarizarse y por ayudarme! ¡Gracias por hacerme sentir que de veras tengo una familia electrónica, que no conoce de fronteras!; no importa si creen que exagero, porque en realidad mi corazón está muy alegre y agradecido.

 

MANOLO ECHEGARAY (blog “manologo”).

Anuncios

EDICIÓN DE LA NOCHE.


 

 TV EN NEGRO

 

Por costumbre, más que para informarse de las últimas noticias, ponía en el televisor cada día el programa “Últimas Noticias”; encendía el aparato que estaba a un volumen que él llamaba “compañero”, que no le disturbara mayormente en lo que hacía, que era leer un libro, ir a la cocina a prepararse un té y ponerlo en la mesa de noche, tapándolo con un platito después de haberlo probado, “por si acaso”, pensaba, entrada la noche se despertara y quisiera beber, cosa que no hacía para al día siguiente verter el contenido de la taza en el lavadero de la cocina, para echar agua a al recipiente, lavarlo, secarlo con cuidado, ponerle agua, calentar en el horno de microondas y luego ponerle dentro una bolsita filtrante.

 

Nunca le echaba azúcar porque no le gustaba y pensaba que no estaba bien empezar la mañana y terminar el día (aunque en este último lapso solo probara un sorbo) con algo que no era de su agrado: “manías de viejo, soltero y solitario” se decía a sí mismo a veces, sonriendo porque disfrutaba de su edad, su soltería y la soledad en que vivía.

 

Esa noche, maniático, encendió el televisor y se dispuso a continuar la lectura del libro que las tareas previas a meterse a la cama le habían interrumpido; en realidad, era lo mismo siempre: horas exactas, idénticas acciones y tareas que repetía.

 

De pronto, algo llamó su atención y levantó la vista de lo que leía: el televisor se había apagado de pronto, silenciando la voz compañera.

 

En la quietud de la noche, caviló sobre si debería levantarse a ver qué sucedía, pero siguió leyendo porque hacía frío, estaba caliente en la cama y al día siguiente averiguaría.

 

No se acordaba que no había pagado el recibo de la compañía que le proveía de la señal de televisión y pasado el plazo, el servicio lo habían suspendido.

 

No se acordaba, no se preocupó y se quedó dormido para despertar a la mañana siguiente con una extraña sensación: no sabía quién era, no entendía nada y se frotó los ojos.

 

Volvió a dormir, mientras su memoria terminaba de esfumarse.

PARECE QUE HAY PROBLEMAS…


PROBLEMA

 

Desde hace unos días no puedo publicar posts como lo hacía (con imagen) y hoy no puedo publicar nada del modo como lo venía haciendo, es decir, copiando el correo del post diario para el blog, que enviaba primero a un correo de amigos y como paso siguiente entraba a mi cuenta de  WordPress, pegaba el texto (con la indicación “pegar” que salía al oprimir el botón derecho del mouse), escribía en el lugar indicado el título del post y en el centro, sobre el texto, colocaba la imagen yendo a “añadir objeto“.

Hoy, nada de nada; puedo poner el título como siempre, escribiéndolo, pero no puedo pegar el mail que escribí antes y eso que me autorreenvié el texto a mi cuenta de correo e hice este intento varias veces, también “capturé” el texto con el mouse y no sucedió nada la intentar pegarlo. Una página en blanco ha sido todo lo que obtuve, con título, eso sí, escribiéndolo, claro.

Ahora estoy escribiendo este post, pero comprenderán que no escribo directamente en WordPress para enviar, como lo hago ahora.

Creo que trataré un poco más o recurriré al técnico de confianza; mientras tanto, escribiré directamente, “cositas” con el fin de no dejar mudo “manologo“.

Perdonen por los inconvenientes, mi impericia y lo que sea que no funcione bien o no sepa hacer fucionar…

Hasta mañana…

Manolo.