MICRÓFONO CERRADO.


micrófono

 Estaba entusiasmado y su intervención iba subiendo de tono, haciéndose –según él- más dramática, encendida, arrolladora y prístina; de pronto los parlantes callaron y quedó moviendo la boca sin que se escucharan sus palabras; justo hacía el ademán de señalar a alguien, cuando que se dio cuenta que le habían apagado el micrófono.

 

Todos pensaron que por fin había terminado esa verborrea florida, que sin decir nada, escalaba hasta llegar a cotas de verdadero desastre oral.

 

Miró alrededor desconcertado y protestó –era un “nuevo”-, pero le indicaron que sus cinco minutos habían terminado; un suspiro de alivio, audible, salió de muchos pechos que esperaban su turno para hablar como él, sin decir nada y sin que les importara el tiempo porque estaban embalados, eran parlamentarios y su misión era parlar.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

17 comentarios en “MICRÓFONO CERRADO.”

  1. Sí, pero por lo menos, en el caso peruano, nadie parece saber cómo terminar, ser breve al hablar y no usar palabras rimbombantes (los parlamentarios, digo). 😦

  2. Es terrible. Generalmente no tienen dada qué decir y emplean mucho tiempo para 0. Gasto de saliva, sonido, paciencia (la de los que oyen) y electricidad (la del micrófono)… 😦 😦 😦

  3. Apagar la TV, botar los diarios a la basura, desterrar noticieros de radio y escuchar los sonidos de la naturaleza (no los que produce el aire en los intestinos), disfrutar de la música clásica, leer un buen libro ( y no cualquier “best seller” o “auoayudante”); ¡tomar un buen café! y claro, conversar a ratos. Escribir es una buena forma de luchar contra los congrezooístas “hablosos”… 🙂 🙂

  4. Mira que si, hoy observaba dos árboles que se estaban secando de un lado, constaté que de ese lado crece una hermosa planta que los abraza apretadamente con sus pequeñas raíces, cuando quise quitar una raíz ví que sus pelos absorventes son más profundos de lo que parecen, mientras la planta exótica se ve hermosa los árboles se estaban secando. Por lo menos eliminé una y de la otra no se que hacer, ya secó la mitad del árbol que tiene por lo menos unos 80 años… Pienso podar el árbol y me da pesar por esa planta, es bella, pero un parásito en este patio, quisa en un bosque viva mejor.

  5. Vivir a costa de la vida de otros. Pero a veces, cuando esos otros mueren, el parásito, si no migra en busca de otro vivo al que parasitar (y matar) muere.

  6. Eso lo se Manolo, por ello creo que debo eliminar la planta parásita, aunque sea bella. Uno tiene que aprender que ciertas especies solo son bienvenidas en su habitat natural, en otras partes corren el riesgo de convertirse en parásitos… Por ejemplo, sucede con la especie humana, cuando un productor se traslada a la ciudad es dificil que se adapta, porque sus ciclos de vida están más en relación con la actividad agraria, en la ciudad pasan a parasitar, desgraciadamente… E igual, alguien de la ciudad y se va a vivir al campo, dificilmente encuentra algo mejor que hacer, que ociocidades…. En este caso de la planta, fue mi culpa, la traje del bosque sin saber que podía convertirse en un parásito para los mangos y guanábanas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s