OLVIDOS.


 

OLVIDAR

Le dijeron que era mejor olvidar y mientras más se empeñaba en hacerlo, los recuerdos volvían para tejer una red invisible que lo ahogaba.

 

Un día no pudo acordarse donde había dejado sus anteojos; otro, se le perdieron las medias azules; pronto, se dio cuenta, una mañana, que no había tomado el café.

 

Después no pudo darse cuenta de que olvidaba porque no lo recordó.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

14 comentarios en «OLVIDOS.»

  1. La neblina alimenta el bosque en lo alto, cuando ella desaparece y el bosque olvida el verano anterior, se viste de primavera, florecen las orquideas. Entonces la neblina es necesaria para que un nuevo ciclo se desarrolle.

Los comentarios están cerrados.