VIDRIO ROTO.


 

vidrio-roto1

“¡Ven aquí demonio…!”; ¡Eres un demonio…!” gritaba la señora al ver el vidrio de su ventana roto y al muchacho corriendo.

 

El chico dobló la esquina a toda carrera para protegerse debajo de un portal y sonrió, acomodándose la cola que le molestaba un poco debajo del blue jean.

Anuncios