ZAPATILLAS.


 

zapatillas

Le dolían los pies de tanto caminar y estaba muy cansado; se sentó al fin en la banca del parque, se quitó las zapatillas, levantó con cuidado la plantilla de la del pie izquierdo, para sacar el envoltorio de plástico -que estaba igual que cuando lo colocó- para guardarse el billete de cien soles en el bolsillo de la camisa, debajo de la chompa; puso las zapatillas en el suelo.

 

Se echó, enroscándose un poco debajo de la frazada sucia y como  otra frazada, el sueño lo cubrió.

 

Al despertar, las zapatillas no estaban y él tomó su desaparición como un mensaje: debía detenerse.

 

Creía en los augurios.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

6 comentarios en «ZAPATILLAS.»

  1. Eso es cierto. Hay que escuchar lod augurios. C. jung. Lo hacia. Buen dia Manalo Miausssss a Pierce.

  2. Con todo respeto, Manolo.
    Voluntad de dar un abrazo muy fuerte en ti por tu participación en mis blogs.
    ¡Mi corazón agradece su cariño!
    ¡Un montón de abrazos!

Los comentarios están cerrados.