CASTILLO DE ARENA.


CASTILLO DE ARENA

 

A Pedro Castillo le queda grande el título, porque creo que el maestro es quien enseña y guía, no el que solivianta y agita el puño.

 

La huelga de maestros ha hecho una pausa y volverán

a las aulas; ya no desde hoy lunes porque el oráculo Castillo ha dicho, primero que les tomará un día más a los maestros llegar a sus lugares y luego que se observará “un día de duelo nacional” por “los muertos de la huelga”.

 

Ellos mismos lo han dicho: dan un paso atrás para avanzar dos. Están adaptando la conocida frase “El tigre retrocede para saltar” y al coro de “¡Volveremos!” solo admiten tomarse un descanso para regresar a lo mismo.

 

Voces aliviadas y/o triunfales dicen que la huelga ha terminado, pero los maestros no lo admiten. Creo que el asunto es como si en una olla a presión se dejara escapar el vapor: no significa que lo que hay dentro se deje de cocer.

 

Es verdad que a los maestros se les debe mucho más de lo que se les puede dar y lo saben ellos mismos desde que su vocación los hace abrazar la carrera; ahora han conseguido avanzar en temas de importancia y eso es algo que no puede negarse, sin embargo no transigen en el tema de la evaluación y al parecer quieren ser ellos quienes determinen la forma en que esto debe hacerse. Creo que aspiran a ser juez y parte a la vez.

 

Demás está decir que el derecho a la huelga está amparado por la Constitución, sin embargo las imágenes de los maestros pegándoles a los policías, obstruyendo y llegando a impedir el tránsito vehicular, hostilizando a la prensa y lanzando diatribas contra todo títere con cabeza poco o ningún bien hacen a sus alumnos que ven esto en la televisión; se educa con el ejemplo y me pregunto si estos son ejemplos a seguir.

 

La educación es un derecho y nadie con más derecho a la educación que los niños que tienen mínimos recursos y necesitan de ella como el único medio para surgir en la vida; nadie tiene derecho a conculcar el derecho a la educación de los niños.

 

El problema no son los castillos de arena, porque el mar los barre finalmente; el verdadero problema son los que construyen estos castillos de arena.

 

 

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

4 comentarios en “CASTILLO DE ARENA.”

  1. Too many time, you´re right. Perhaps for some students the year is lost, specially to those who wants to be at universities at the begining of the next year.
    The students lost, I think, because some of the teacher´s dirigency think only in perks and the dominance of his fraction. 😦

  2. Nosotros también tenemos problemas en la educación, en primaria y mucho más con secundaría.-
    Creo que algunos problemas son contagiosos. Ahora para agregar algo más; madres que pegan a las maestras, el último caso, maestra y directora. Como habrá sido la magnitud de la golpiza, que fue presa.
    Abrazos….

  3. La educación en nuestra América latina es hedukasyon”, con “h”, “k”, “s”, e “y”; sin acento y en letras minúsculas.
    La desgracia, creo, nos alcanza a todos y veo lejos los tiempos en que a Bogotá se la conocía como “la Atenas de América” a Lima como “la ciudad de los Reyes” y así… Creo que todavía alcancé la época de la Educación (con mayúscula) y doy gracias por ello. Eso en cuanto a la Educación escolar (primaria, secundaria y universitaria), pero como “la educación empieza por casa”, la debacle actual nos da los resultados que tenemos. Fui profesor universitario por treinta años en nueve centros de estudios superiores, tengo 16,000 ex alumnos y fui testigo de un paulatino desmoronamiento de la calidad de la educación. Los muchachos y chicas que venían a la universidad y a los institutos de los colegios, estaban cada vez peor en formación y conocimientos… Eso, que la mayoría venía de colegios privados; la educación pública se vino abajo en un desbarranque horrendo, desde lo que fueron los sueldos de los profesores (que en esa época eran verdaderos maestros) hasta la reducción en cantidad de materias de formación personal y el relajamiento (o desconocimiento) de las reglas básicas de convivencia. Esto tiene historia, con minúscula y trágica….
    Abrazos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s