PASAPORTE.


 

 

RUEDA BICI.

Carlos tenía una bicicleta “Panther”, con una pantera de metal parada en el guardabarros anterior; creo que era azul con plateado y tenía una parrillita trasera a modo de “asiento” para llevar a alguien.

 

El “chino” (que de oriental no tenía sino el apodo) era poseedor de una “Higgins”  color rojo metálico, con cambios; Lucho era feliz con su “Gloria” italiana, de media carrera, livianísima frente a los pesados armatostes de los demás y finalmente yo andaba en una “Hércules” negra, que tenía stickers, faro y frenos de cable.

 

La parafernalia completa solía incluir un inflador manual de llantas adosado al tubo delantero  y una carterita de cuero, para “herramientas” que originalmente eran solo una simple llave para ajustar las tuercas de las ruedas y a la que algunos adicionábamos un alicate, más por darnos importancia que porque realmente fuera utilizado.

 

Las bicicletas eran la libertad con ruedas, nuestro pasaporte a la aventura, en un Barranco descomplicado y casi pueblerino.

 

Hace tanto tiempo de eso…

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s