CAMINO HACIA EL VERANO.


 

VENTANA EMPAÑADA

El ómnibus lo recogía temprano y le divertía ver como desde dentro las lunas estaban empañadas, porque fuera hacía frío y dentro (esto no lo sabía) el aliento de los chicos formaba esa película que daba un aspecto irreal a lo que se podía ver de la ciudad que despertaba.

 

Primero pasó un dedo por el vidrio y una huella mojada y descendente apareció; entonces probó con su pañuelo y limpió el vaho descubriendo un invierno que pasaba veloz conforme avanzaban por la avenida.

 

Ensimismado, observaba los árboles, los autos, los postes y la gente abrigada. Pensó que así como había descubierto el invierno a través de la ventana, tal vez luego vendría el verano y él estaba sentado en el ómnibus del colegio; sin embargo la ventana, lentamente, se volvía a empañar.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s