UNA TAZA DE CAFÉ.


 

TAZA DE CAFÉ

En una taza de café hay pasados y futuros, hay esperas y ganas de no hacer nada.

 

Una taza de café hace empezar la mañana o extiende una tarde; aísla o socializa.

 

En una taza de café hay conversaciones y reflexión solitaria; hay libros y esperanza, a veces amargura.

 

En una taza de café puede estar todo y tal vez por eso la bebemos lentamente.