NUEVA EVA.


 

una_mano_en_el_desierto

Todas las mañanas la despertaba el sonido de la campana de la iglesia que llamaba a misa de siete.

 

Cuando se dio cuenta de haberse quedado dormida ya eran las nueve de la mañana según el reloj de la cocina.

 

No había escuchado la campana y ni se le ocurrió que su casita estaba ahora en un páramo y que no había campana ni iglesia ni nada que dijera que allí había habido un pueblo.

 

Le extrañó que los perros no ladraran y no se imaginó ser una nueva Eva a sus sesenta y nueve años y sin ningún Adán.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

26 comentarios sobre “NUEVA EVA.”

      1. Por lo menos no cometiste femicidio hoy. A que tanta preocupación por la manzana? Ya habrán frijoles o chauchas, eres dramático, a falta de manzana guayabas son buenas. 🙂

      2. Mueren porque es el fin del ciclo de vida.
        Manzanas, sandías, uvas, guanábanas, membrillos, cerezas, fresas, chirimoyas y un largo etcétera frutal…. 🙂

      3. Mueren en nuestro estomago. Manolo escribe algo alegre, en la red todos andas amarillistas, matando a sus personajes, no es justo. Olvida a Eva y la manzana. Ella estará viva, mientras no hagas otro relato donde la asesines.

      4. El aforismo es de origen norteamericano y está en inglés; una traducción sería: “Una manzana al día mantiene alejado al médico”, pero se perdería el sonido de la versificación en ingles. “Traductor traidor”, dice la frase italiana.

  1. Demasiada edad, ya ni las campanas aunque estuvieran cerca las oiría para la misa de once. No la de siete.
    Disfruté el relato y los comentarios.
    Un abrazo desde el Mar Dulce como lo llamó Solís. Yo también me voy con la edad.

    1. Esta “Eva Atómica” sobreviviente, no tiene mucha edad cronológica, con relación a cuanto ha vivido (aunque sea en la memoria universal) la Eva primigenia.
      A no ser que estuviese un poco sorda (cosa que le ocurre a cualquiera y a cualquier edad) oiría las campanas, pero el campanero, el campanario, la iglesia y el resto se esfumaron.
      ¿Cómo sobrevivió? No lo sé. Podría construír, pero eso sería una novela larga y no puedo escribir nino cosas pequeñas, “de un tirón”.Esta Eva supérstite (no sé si está bien empleada la palabreja) es de invención y cuando uno inventa la libertad te da licencia total.
      Me gustó que te gustara y agradezco mucho tus lecturas y comentarios.
      Abrazo retornado desde el borde de este océano de nombre engañoso, porque no han nada menos pacífico que el mar.
      Irse con la edad es lo normal. Yo también estoy en camino. 🙂 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s