A CONTRACORRIENTE.


 

nadar-contracorriente

En una época en que lo visual tiene indudable preeminencia, yo escribo.

 

Tal vez debiera tomar fotografías o unirlas en una película para narrar visualmente lo que quiero decir; tal vez debí seguir dibujando si no me hubiese percibido sin mayor talento para ello al comparar lo que hacía con lo que vi en McCann Erickson allá por el 69.

 

Entonces escogí las palabras como medio o no sé bien si ellas me eligieron a mí. Desde entonces trato de construir imágenes con letras y debo confesar que algún éxito he tenido, aunque tengo que reconocer que las imágenes como tales siempre fueron mi fuente de inspiración y partida; imaginar imágenes para luego traducirlas, reduciéndolas a un sistema alfabético es lo que he hecho desde hace mucho tiempo, perfeccionándome o tratando de hacerlo mejor cada vez.

 

Pero insisto; son traducciones reducidas de algo mucho más grande, o como diría McLuhan, de “un todo”.

 

Sin embargo he seguido por lo que considero un camino más duro que la instantánea fotográfica, el desarrollo cinematográfico o la creación pictórica del dibujo. Trato (a veces sin conseguirlo) de crear en el que lee letras las imágenes.

Trato también de comunicar olores y texturas, sonidos…

 

Sé que nado a contracorriente en un tiempo de poco texto, pies de fotografía y en general de casi nula lectura; tal vez sea eso lo que me estimula o de pronto es que lo que pudo ser una capacidad gráfica personal que dejé dormir, encontró otro camino.

 

Haberme quedado completamente ciego durante cuatro meses me enseñó a valorar las palabras; por eso, cuando he vuelto a ver paulatinamente (mal, por supuesto), me he apoyado en ellas como en un bastón y en las imágenes que guardaba mi cerebro como en el contenido de un archivo gráfico.

 

Nado a contracorriente aunque tal vez, en un momento al final, me dejaré llevar por las viejas imágenes y será una instantánea lo último que perciba.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

4 comentarios en “A CONTRACORRIENTE.”

  1. Me detengo en tus palabras. Eres un ejemplo de superación. Nadaste y creo que nadas a contracorriente, y cuando uno supera muchos problemas que da el vivir, sabe de lo que estás hablando.
    Elegiste las letras, y creo que no te equivocaste….por eso te estoy leyendo y me recreo en tus páginas, y muchos te siguen, y con placer te acompañan.
    Desde un Montevideo lluvioso, va mi admiración..

    1. ¡Mil gracias Stella. Que me leas y me lean, que me escribas y me escriban, hace que me dé cuenta que todo valió la pena y que anduve por el camino correcto. Eso, a estas alturas de la vida es como el aire fresco que se respira a todo pulmón. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s