SUEÑO CUMPLIDO.


 

biscuits-wafer-lozenge

El sueño de todo niño es que esa riquísima galleta que está comiendo fuera tan grande que no se acabara nunca.

 

Cuando yo tenía unos diez años, salía de la fábrica de helados “Mercedes” que era de la familia de mi padre, en Arequipa, a la calle Lira, casi frente al asilo, con una inmensa galleta wafer, que iba mordiendo para asombro de los que por allí pasaban.

 

Era una plancha de las galletas, que convenientemente cortadas, servirían para preparar los deliciosos sándwiches de helado de sabores a lúcuma, vainilla, fresa o chocolate que salían a la venta en las carretillas de color rojo.

 

Lucha, la hermana menor de mi padre, mi tía querida, era cómplice para hacer realidad ése mi sueño.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

8 comentarios sobre “SUEÑO CUMPLIDO.”

  1. Manolo, tuve que ir a google a conocer tu fruta, y me encuentro que es una delicia de la sierras y las costas de Perú.
    Contigo siempre se está aprendiendo, conociendo.
    Hoy comimos juntos deliciosos sándwiches de helado.

    1. La lúcuma es una delicia, ciertamente; un escritor peruano, Martín Adán (Rafael de La Fuente y Benavides), definía su sabor como fresco y opaco en “La Casa de Cartón”.
      ¡Qué buenos los helados para este calor veraniego…!
      Abrazo,
      🙂 🙂

    1. ¡La galleta inmensa, inacabable, buenísima…!
      La infancia feliz, llena de pequeñas aventuras y descubrimientos maravillosos!
      El tiempo que regresa siempre, sonriendo…
      🙂

    1. Imáginate, a un chico de diez años, al que le das la oportunidad de tomar una plancha completa de galleta wafer (una sola hoja) de sabor vainilla y comerla, sosteniéndola como podía, en la puerta de calle de la fábrica de helados. No sé si era una atracción callejera, pero yo me sentía único e importantísimo… ¡Gracias a la complicidad de mi tía Luisa, que era la “hace todo” en la fábrica y tenía los secretos de los diferentes helados, el asombroso baño de chocolate caliente en el que los “Fosforitos” (que eran unas paletas cilíndricas con la punta bañada en chocolate y otros helados totalmente cubiertos de chocolate, de forma rectangular (cuyo nombre se escapa a mi memoria, pero que eran iguales a los antiguos “Alaska” de D´Onofrio): riquísimo helado cremoso con sabor a vainilla con cobertura de chocolate – ojo:chocolate auténtico, no “sabor a”- .
      🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s