LA VIDA ES COMO UN RÍO.


residuos-solidos-en-las-margenes-del-rimac

No había oído nunca la frase.

 

Para él, el río Rímac, cuando traía agua, corría entre las piedras, sonando y haciendo remolinos, pero también formaba como lagunitas, donde él se bañaba con sus amigos: era y eran felices chapoteando.

 

A veces solo había un hilito de agua y la basura se acumulaba en las orillas; otras, venía furioso el río y el agua marrón traía animales muertos, palos, árboles y arrastraba piedras grandes; sonaba fortísimo y ya sabía que la diversión se acababa, justo cuando el calor se hacía insoportable, pero caballero nomás, era cosa de mirar de lejitos.

 

Un día, en el que estaba solo, para ver mejor, se acercó un poco y el río lo jaló.

 

Trató de agarrarse de algo, pero un tronco, le golpeó en la cabeza: ni se dio cuenta de que ya era una basurita más arrastrada entre las piedras, que aparecía y desaparecía una y otra vez.

 

 

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

12 comentarios en “LA VIDA ES COMO UN RÍO.”

  1. Muchos nos acercamos al río y caemos y no nos damos cuenta, y somos nada más que una basurita, en el torbellino que todo lo arrastra. Un relato como la vida misma.
    Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s