UNO NUNCA SABE.


 

abeja 

Siempre había visto a las abejas como benéficas y trabajadoras.

Le encantaba la miel y le maravillaba lo que había leído sobre la perfecta arquitectura de las celdas de las colmenas abejeras. Que pudieran fabricar cera y miel, le pareció siempre de otro mundo.

 

Tal vez por eso no pudo entender cuando supo de las abejas asesinas. Era algo así como su madre persiguiéndolo con un cuchillo para matarlo.