HADAS, VACACIONES Y PLAYA.


 

openwindow

Abrió la ventana para que entrara el aire y con él ingresó también la luz del sol.

 

A contraluz vio pequeñas partículas brillantes que flotaban y no les dio importancia.

 

Lo que nunca supo es que eran las hadas que volaban saludando a la mañana del primer día del año y que eso era un buen augurio.

 

Él solo sabía que estaba de vacaciones y tenía ganas de ir a la playa.