MOTO TAXI.


 

moto-taxi

Hace muchos años empecé a desarrollar el proyecto de un libro llamado “MOTO TAXI”. El tema era sencillo, pero al mismo tiempo complicado, porque si bien trataba sobre el endeble vehículo motorizado de tres ruedas que lleva pasajeros o carga y que es en realidad una motocicleta adaptada, con carrocería generalmente hecha de fibra de vidrio, a la vez quería ser una especie de recorrido por ciertas áreas específicas del país donde las moto taxis sirven de transporte popular, con una visión que abarcara paisajística, gastronomía, algo de historia y anécdotas que empezara a las O horas de un día y se extendiese hasta desarrollar el día entero y volver a la misma hora, ya en el día siguiente: 24 horas de Perú.

 

Comencé a escribir y conversamos con quien fue una alumna mía en la Universidad Católica, eximia fotógrafa, quien se encargaría de la parte gráfica. Avancé escribiendo algo; volvimos a conversar y las dificultades de editar un libro que pasan por encontrar el dinero para hacerlo o hallar a los auspiciadores que quieran solventarlo, viajar para recolectar material, además de mi imposibilidad de desplazarme, hicieron que el proyecto quedara en eso: buenas intenciones, sueños, un puñado de papeles escritos y las ganas.

 

La moto taxi, creo sin duda, es una muestra de esa “cultura chicha” (o tal vez de la “cultura combi”) que es grande y tiene diversas facetas que van desde el mal gusto hasta manifestaciones artísticas.

 

Es un modo de ser nacional. Algo que ha ido creciendo con el tiempo y que no puede ser ignorada.

 

Curiosamente, hace unos días he podido ver como la “modernidad” ha tomado su nombre. Se trata de un grupo de conversación cerrado, que ofrece una aplicación para los “teléfonos inteligentes”, que se llama precisamente “Mototaxi” (todo junto, por supuesto).

 

Lo descubrió al enfocar el teléfono celular de un congresista, el reportero gráfico zahorí de un diario mañanero limeño y el nombre parece hacer honor a quienes lo usan en esta aplicación telefónica.

 

Es la manifestación de algo que resulta “popular” (aunque quiera y crea ser exclusivo); peligroso, inseguro, y a todas luces imposible de ocultar en esta época en la que todo se sabe… ¡o se averigua!

 

Pido disculpas a quienes me leen, pero algo tan común como una moto taxi, hizo que terminara escribiendo sobre política partidaria peruana; sin embargo, ya que estamos, creo que el nombre de ese “chat” privado retrata bastante bien lo que esa bancada congresal es: algo bien “chicha”.

 

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios sobre “MOTO TAXI.”

  1. Es imposible no indignarse al tomar conocimiento de los “chats” de “LOS INJERTOS DEL CONGRESO” que anteponen sus intereses económicos y su soberbia a los sagrados intereses de la Patria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s