DEL LLANERO SOLITARIO AL NINJA.


llanero-solitario

 

Cuando éramos chicos, los de mi generación jugábamos a ser cowboys y lo máximo era ser “El Llanero Solitario”; un personaje que estaba al servicio de la justicia y la ley; su marca personal era la “bala de plata”. Hoy escuché que un niño que jugaba en el parque, quería ser un “Ninja”.

 

Supongo que no sabe que los ninjas eran mercenarios japoneses (siglos V y XVI) que tenían el asesinato como una de sus armas y eran entrenados en el uso de venenos y armamento no tradicional como cadenas y otros. Eran encargados del “trabajo sucio” y prácticamente anónimos. En base a este anonimato y al secretismo que rodeaba su accionar estaría la obtención de sus fines.

 

Hoy el término se ha banalizado y hay juguetes, disfraces de ninja (vestimenta negra para camuflarse en la oscuridad y donde solamente asoman los ojos), fiestas temáticas y toda una parafernalia lúdica que evoca a estos asesinos especializados y a sueldo.

 

Pensé qué lejos estaba mi infancia galopando imaginariamente por las soleadas llanuras de un oeste norteamericano también imaginario y que perseguía a pillos, de esta, que hoy se imagina vestida de negro para confundirse con la noche y matar.

 

Seguramente exagero y los niños no están muy interesados en saber a quienes representan cuando juegan. Tal vez sea que los tiempos cambiaron y el “Llanero Solitario”, un mito gringo, fue, como todos los mitos, un poco de verdad con un mucho de fabulación, generalmente positiva, agregada.

 

No lo sé.

Lo único que reflexiono ahora, con casi setenta años, es que no creo que me hubiera gustado representar a un ninja. Creo que siempre creí en la justicia.

ninja

 

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

24 comentarios sobre “DEL LLANERO SOLITARIO AL NINJA.”

      1. ¡Qué difícil tener una escritura ingrávida; esa que flota y penetra sin que se sienta…! Si eres veloz para escibir, es una verdadera cualidad que no tengo; a mí me toma mucho tiempo hacerlo… 🙂 🙂

      2. ¡Hola! Es que estuve de cacaciones de lectura. Retomo y leo…. ¿Cómo te va? Yo, estirándome y echando fuera la flojera (si no fuera gata, sería poeta…¡ya sé rimar…!) 🙂

      3. ¡Amores de seres humanos…! ¿Y no hay Gatéfone”? La historia de la primavera (no tengo una prima), del renacer de la cosecha (de ratones) y del amor a mamagata… 🙂 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s