MAURICIO MULADAR.


 

muladar

No es sobre política local que escribo, porque (me) prometí no hacerlo. Es sobre el medio ambiente que tan desprotegido anda.

 

Mauricio Muladar encarna uno de los daños que el medio ambiente viene sufriendo y la degradación que ocurre en mayor medida cada día.

 

  1. Muladar abre la boca y lo que dice despide mal olor. Un olor que se vuelve insoportable. El hedor a trapos viejos y basura en descomposición; el de los perros muertos y olvidados; el miasma que se eleva, cuando como ahora, empiezan los calores. Es ese olor a podre que despiden las palabras que quieren ser ofensa.

 

Algo hay que hacer y rápido. Los muladares deben desaparecer por acción de la baja policía y las máquinas que los entierren y conviertan en relleno sanitario, encima de lo que por supuesto no se puede construir, porque el terreno no sirve para mucho. Tal vez encima de la tierra que los cubra crezca el verde, porque para lo que sí sirven es para abono.