“LAMIA” O “LA MÍA”


 

descarga

En la mitología griega, “Lamia” es una vampiresa o una mujer fatal y en  la del país vasco “Lamia”  es una mujer de fábula y leyenda que según la zona que sea, tiene la mitad del cuerpo de una hermosa joven y la otra mitad de pez, gallina,  perro u otro animal.

 

“La mía” significa “de mi propiedad”.

 

Al comienzo, al ver las noticias sobre el horroroso accidente aéreo del lunes por la noche cerca de Medellín, pensé que el nombre de la aerolínea era el primero (aunque sonase raro), porque no se me ocurrió que una empresa de aviación pudiera llamarse “La Mía”. Pero luego me di cuenta que por lo que parece sí, o por lo menos así se ve en la fotografía que ilustra este post.

 

Este es el nombre pues de la línea aérea cuyo único avión que volaba con 19 años desde que fue fabricado (de un total de tres que componían su flota) tuvo un terrible percance, donde fallecieron 71 personas, entre ellas los integrantes de un modesto equipo de futbol brasilero que iba precisamente a jugar el partido final por la Copa Sudamericana.

 

La trágica noticia ha conmocionado al mundo y las muestras de solidaridad no se han hecho esperar; no solamente las de la comunidad futbolística sino las generadas en los más diversos lugares. El dolor une a las personas.

 

Las noticias, que continúan llegando además de los detalles del accidente y las historias que hay alrededor de él, dicen de oscuridad. La madeja que termina por ahora en este fatal desenlace, involucra a un chino que está acusado de traición al partido comunista de su país y enriquecimiento ilícito; la venta de astilleros en España; una línea aérea que primero fue venezolana, pasando, sin volar, por ser una “promesa” en por lo menos dos estados de ese país y que se “mudó” a Bolivia, donde operaba como empresa del país llanero con los tres aviones, citados al comienzo de este post. A eso hay que sumarle un personaje que parece ser central que es Ricardo Albacete Vidal, venezolano, presidente de la aerolínea que culpó del accidente a “probablemente un rayo que alcanzó al avión”, en una aparente “lavada de manos” y que entreteje su nombre en la oscura madeja, como representante del chino Sam Pa y parece que mucho más. A esto hay que agregar que el piloto del avión, fallecido en el accidente, era socio del venezolano en la empresa que operaba en Bolivia.

 

Siempre según las noticias, el accidente podría haberse producido por falta de combustible, lo que provocó probablemente que se apagara el sistema eléctrico del avión.

Es decir que, sabiéndolo, el piloto procedió a volar una aeronave cargada de vidas humanas que no tenía el combustible necesario para sortear una emergencia, la que sucedió bajo la forma de una demora para la autorización de aterrizaje, porque a otro avión que perdía combustible, le dieron la precedencia desde la torre de control.  El piloto de “La Mía (¿o Lamia”?) no reportó a la torre de su falta de combustible, hasta que fue demasiado tarde. ¿Lo hizo para “ahorrarse costos y problemas” como especulan, siendo dueño, en parte del avión?

 

Seguirán las investigaciones de este horror y es de esperar que poco a poco se desenrede la madeja. Parece ser que, como es desgraciadamente una costumbre, las vidas humanas no valen absolutamente nada cuando de dinero se trata.

 

Fotografía:  INFOBAE.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios sobre ““LAMIA” O “LA MÍA””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s