LA MUJER INVISIBLE.


flor-marchita

Estornudaba y nadie le decía “¡Salud!”.

 

En el bus no le cedían el asiento.

 

Nadie respondía a su saludo en la calle.

 

Las palomas se cruzaban en su camino sin inmutarse.

 

Varias veces se quedó con la mano extendida.

 

Finalmente fue a mirarse para ver si existía y el vidrio de la vitrina que escogió para hacerlo solo dejaba ver las luces que desde dentro decían “¡FELIZ NAVIDAD!

TURISTAS.


platillo-volador

Leyeron manuales y todo lo concerniente al lugar al que iban. Vieron películas que mostraban hermosos paisajes; habían decidido viajar los tres y no los asustaban las distancias porque eran turistas con alguna experiencia. Arreglaron sus cosas y se prepararon para partir en un viaje que sería largo.

El plato volador aterrizó silenciosamente sobre una colina tapizada de pasto; al tiempo, un rayo de luz hizo descender a los tres seres cargados con mochilas. Eran morenos y de ojos dorados, como habían leído, pero podían cambiar a voluntad.

Parecían lo que eran: una familia de turistas,  con la única diferencia de que estaban en la Tierra y su vivienda quedaba más allá de las estrellas visibles.

 

Bueno familia Jones…”, dijo uno de ellos, ¡Aquí estamos!”

¿KO-INCIDENCIA?


 

lucha-libro

En realidad, parece ser un golpe bajo.

Uno de esos golpes que no están en el libro por más lucha libre que sea. Que se dan de mala manera y a sabiendas.

 

LUCHA LIBRO” es un movimiento cultural peruano de mucho éxito, creación del publicista Christopher Vásquez hace bastantes años (más de seis) y que se registró en Indecopi (protege los derechos de autor nacionales) en el 2013.

 

Ahora, resulta que del otro lado del charco lo han vuelto a copiar idéntico, pero cambiándole el nombre. Una revista de Madrid (“La Eñe”) presenta “Batallas literarias” (nombre que les debe haberles demandado mucho pensamiento); pero no es la primera vez que lo hacen… ¡sino la tercera!

 

Inclusive, según la publicación del viernes pasado en el diario “El Comercio” de Lima, los “copiones” han tenido que pagar dos veces la cantidad risible de 200 euros, menos descuentos.

Y, siempre según el diario, las partes españolas consultadas que son la coordinadora de actividades de MINIHub, Agnieszka Lifowfka e Isabel Cisneros, jefa de prensa de “La Fábrica” (empresa propietaria de la revista “La Eñe”)  negaron conocer la existencia de “Lucha Libro” y la de su extraña similitud al evento que ellas representan.

 

Extraño, muy extraño”, para usar el nombre de un popular programa de TV, que algo así suceda, pero todo puede pasar en “La Dimensión Desconocida” como se decía en otra muy vista serial de la televisión…

 

Indecopi protege solamente en el territorio peruano y para gozar de amparo legal extendido, los de “Lucha Libro” deberían registrar su marca en cada país.

Creo que a nadie en su sano juicio se le ocurriría que lo pueden plagiar fuera de las fronteras. Bueno, sí; a los mercaderes se les ocurre.

 

Solamente me queda exclamar ¡coño!, una palabra que tiene la letra que nombra a la revista española.

 

 Información: Diario “El Comercio” edición del 25.11.2016, pág. 7 del suplemento “Luces”.

EL ALBINO.


mono-albino

 Le decían “blanquiñoso”.

 

Estaba siempre a la sombra, mirando sin ver bien porque era corto de vista y no resistía estar al sol.

 

Nadie conocía a los padres y su pelo, casi blanco,  trinchudo, crecía desordenadamente formando remolinos; hacía sonidos guturales cuando quería decir algo porque ser sordo le privaba de escuchar para que pudiera imitar las palabras.

 

Era albino, miope, sordo y sin palabras.

 

Los chicos se reían de él o murmuraban. Solo había una vieja en el pueblo que decía que en realidad era el hijo de la Luna y el Sol.

KARMA.


karma

Le llamaban suerte.

En él era mala.

Desde chico le había pasado lo peor, desde todas las enfermedades imaginables hasta ser jalado de año; creció y seguía.

Se divorció, perdió el trabajo un par de veces; lo asaltaron, le dio una pulmonía fulminante y murió pensando que si había otra vida y se reencarnaba, su mala suerte lo haría nacer en una cucaracha.