RUNAWAY.


ventures-disco

Una popular canción del 63 cuyo título se tradujo como “Fugitiva” y me trae a la memoria un disco de “The Ventures” que se llamaba “Let´s Go!” y que sonaba en la sala de mi casa, al volumen suficiente para que escucháramos Kitty Ezeta y yo, mientras conversábamos sentados en el escalón que daba a su casa (que quedaba frente a la mía) antes de ir a hacer cualquier compra a la bodega de Piselli, donde uno de los hermanos o Máximo, el dependiente, nos atendía.

 

Kitty fue mi vecina y mi mejor amiga de esos años en los que uno empieza a asomarse al mundo. Pasábamos interminables horas sentados en ese escalón, charlando de todo; todo insustancial, efímero, fugaz…

 

Kitty recuerda (porque me lo dijo por teléfono hace unos meses) que yo le invitaba chocolates; tantos, que ahora no puede ni probarlos. Yo francamente no me acuerdo sino que lo pasábamos muy bien y su familia era como mi familia.

 

Es curioso, pero no se nos ocurrió “enamorarnos”; éramos amigos, compañeros, camaradas. Nos contábamos las cuitas personales y la vida transcurría, como dicen ahora, “por cuerdas separadas”. Era el tiempo en que los veranos eran más veranos,

el sol brillaba fuerte y los inviernos lluviosos y tristones significaban ir al colegio.

 

El tiempo fue pasando, me casé, nos mudamos; siguió pasando y nos hemos visto una sola vez hace muchos años. Fue en el barrio chino: ella me reconoció en la calle (yo iba distraído camino a un almuerzo con alguien “importante”, en un chifa); hablamos un momento, intercambiamos números de teléfono y nos perdimos de vista el uno al otro.

 

Un día recibí una llamada muchos años después y era ella, que había leído mi librito “El Pasado de Avecina”, donde hay una historia que se llama “Las chicas de enfrente”, que trata precisamente de ella y su familia; con sus comentarios y recuerdos, como se dice “me hizo el día”. El libro había llegado a sus manos a través de Áurea, hermana de Germán, “el Chino” Granda, que es uno de los cuatro protagonistas principales de las historias de “El pasado…

 

No nos hemos vuelto a ver ni a comunicar, pero hoy que escucho “Runaway” sé que los años pasaron fugitivos llevándose nuestras adolescencias pero dejando todo un mar de recuerdos.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

4 comentarios en “RUNAWAY.”

  1. Por un segundo me creí esta chiquilla Kitty, disfrutando de una dulce conversa con el tierno jovencito de la calle llamado Manolo. Por cierto, amo el chocolate… Un abrazo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s