COMOSUIDADANOS ESTÁBANOS SENTADOS Y ENDENANTES HABÍANOS LLEGADO.


o-hombre-asustado-facebook

Hablar mal, suele traer el escribir mal y no creo que sea algo como la dislexia (tuve una compañera de trabajo que no podía escribir cliente y ponía “clietne”), sino un mal hábito producto de la falta de alguien que lo corrija.

 

Tal vez me equivoque, pero estos “horrores” al hablar y a veces al escribir son mucho más comunes de lo que parece. Posiblemente sea que el asunto se toma como gracia cuando un niño lo dice, o simplemente dejadez y un restarle importancia.

Alguna vez, al corregir, me respondieron: “pero se entiende lo que dice, ¿no?”; ciertamente, pero al menos para mí es como encontrar errores de ortografía en un libro. Me pasó varias veces y en cada una dejé el libro y consideré que me habían estafado, porque me vendieron un producto que estaba fallado.

Seguramente a nadie le importa esto, porque son “peccata minuta” y solamente una especie de loco lo consideraría… ¡importante! Bueno, uno puede dejar de leer un libro impreso, porque “ya está hecho” y no tiene corrección, pero a una persona se le puede corregir de niño y si ya está crecida, hacer notar el error y esa persona debería tratar de corregirse.

 

En verdad, no sé por qué escribo sobre esto, pero seguramente es que me molesta y justo ahora en las noticias hay un señor declarando, que ya dijo “estábanos” y “habíanos” más de una vez. Parecería de Ripley (no la tienda, sino la columna periodística “Es verdad aunque usted no lo crea”), pero es la triste realidad.