YALA…, NOLA, NOLA, NOLA…


MUCHO

Estuve mirando una lista con imágenes de cierta colección de muñequitos que Miranda, nuestra nieta menor,  guarda con alegría y ella me indicó todos los que no tenía, que en realidad eran todos, salvo tres.

Lo primero que uno puede creer es que recién empieza a hacer su colección, y es cierto, pero me puse a pensar que la lista con las imágenes de los muñequitos en realidad servía para que ella viera todos los que le faltaban y espoleara su deseo de tenerlos, si es posible, todos.

Es verdad que es una manera de vender los muñequitos, pero me anduve preguntando si resulta bueno fomentar la ambición de una niña, en este caso por tener más muñequitos (repito, todos si es posible) que con sus cuatro años, por más viva y despierta que sea no razonará mucho más allá de sus deseos inmediatos.

Ya sé que me dirán que todo está en la educación, en la formación de buenos hábitos y en hacerle comprender que no puede tenerlo todo y que el que eso suceda no puede ser motivo de frustración o eventuales rabietas. También se me dirá que los muñequitos están hechos para coleccionistas de más edad y con más “formación” y que lo de los niños chicos es una “casualidad de guerra”. Lo que quieran, pero no dejo de pensar por eso que se incentiva algo que más tarde, por acumulación, puede llevar a querer conseguir algo y no dudar ante el uso de cualquier método para hacerlo (de niño, siempre se puede recurrir al llanto) o para motivar eso que vemos tanto hoy (y que sucedió en todo tiempo, en realidad) de siempre querer más de lo que se tiene y no parar en mientas para obtenerlo.

De pronto exagero y todo solamente es el resultado de un “rizar el rizo” mío: la cosa no pasará a mayores.

Y ojo, que con esto no quiero decir que ambicionar algo sea malo y el que tratar de conseguir algo sea en sí una inconducta, pero nadie me va a quitar de la cabeza que todo exceso es malo; que a veces se fomenta, sin darse mucha cuenta e innecesariamente, la angurria y eso de que el prado del vecino se ve más verde que el de uno.

 

 

 

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s