EL CLANDESTINO


SOMBRA

 Siempre vivió a salto de mata, nunca tuvo un domicilio fijo ni fundó una familia. Las sombras según él lo protegían y se deslizó siempre, pegado e invisible, por las paredes de la vida.

No había nada que lo identificara, salvo pasar desapercibido y por eso, cuando lo ingresaron a la morgue, después del accidente, fue como NN y terminó siendo enterrado en la fosa común.