NO REGRESES TAN TARDE


 

reloj_roto 

Había decidido no hacerse bolas; es decir no preocuparse demasiado. Total, siempre que se tardaba, al regresar, le contaba lo que había hecho y cómo resultaba “difícil tomar carro”. Esa tarde al salir ella, se despidieron como siempre con un beso y él no pronunció el sempiterno “no regreses tan tarde”.

A las once de la noche, a pesar de promesas y decisiones, estaba preocupado porque aún no volvía, ni llamaba siquiera;

a la una, sin saber lo que hacía y muy nervioso, fue hasta la comisaría y al guardia de turno le relató la ausencia; el policía anotó en un cuaderno y le dijo que no se preocupara, que de repente, cuando volviese a casa, ya ella habría regresado. Él se fue y el policía bostezó.

Casi una hora antes el micro se había estrellado contra un muro en su carrera loca y la mujer no resistió el golpe.

Cuando él llegó a su casa, de la comisaría, ella no había regresado.

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios sobre “NO REGRESES TAN TARDE”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s