LIBRARSE DE ELLOS


spray

Eran minúsculos, de varios colores y estaban por todas partes. Cogió el envase de aerosol rociando sobre ellos la sustancia; una fina nube se formó y corrieron, tratando de escapar, pero no fueron lejos: cayeron retorciéndose y murieron.

Miró el envase aprobatoriamente; decía “HUMANICIDA” “Mueren a la primera”.