CAMINO DEL COLEGIO


 

Cañaverales111202g

El sol caía a plomo y la trocha se extendía entre los cañaverales. Era como el camino a ninguna parte. Desde la camioneta vio a dos niñas que caminaban tomadas de la mano; al oír el ruido del motor se hicieron a un costado y él detuvo el vehículo para preguntarles a donde iban…

Le dijeron que iban al colegio y la más pequeñita enseñó un cuaderno; él se ofreció a llevarlas.

Las niñas se miraron y la mayor agradeció y dijo que mejor caminaban. Él le preguntó cuánto tenían que caminar y la niña le preguntó la hora. “La una” respondió; “dos horas más o menos” contestó la mayor.  “¿Dos horas y con este calor?, yo las llevo y así llegan más rápido…”  La mayor volvió a sonreír y dijo: “Muchas gracias, señor, pero si llegamos antes de las dos horas, va a ser muy temprano y estará cerrado; caminamos nomás, como todos los días…” No pudo convencerlas y se fue dejándolas atrás: entre el polvo, dos figuras tomadas de la mano se empequeñecían, caminando sobre el la tierra y piedrecitas, bajo el sol implacable, en medio de los cañaverales.

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

12 comentarios sobre “CAMINO DEL COLEGIO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s