LA CHANCHADA


chancho vivo

No se necesita ser partidario del ahora ex candidato Urresti, para darse cuenta que la cúpula de su partido cometió una bajeza al actuar como actuó con él. Tal vez sea que no les gustan los Danieles, porque al congresista Abugattás tampoco le jugaron limpio. Es una muestra de lo sucia que se pone la política cuando los apetitos y conveniencias personales se anteponen a todo lo demás.

Mal que bien Urresti dio muestras de una lealtad al Nacionalismo que tal vez ahora piense digna de mejor causa. No voy a abundar en la precariedad de su campaña y la falta de apoyo que por lo visto los que cortan el jamón en su partido le brindaron. Es una sucesión de hechos que solamente confirman desprecio por los demás y – seamos benévolos – una curiosa manera de hacer política.

El ambiente electoral en el Perú está turbio y de eso se agarran los nacionalistas para decir “ampay me salvo” y defenestrar a su candidato a la presidencia y a las listas congresales sin que, al decir de ellos, lo supieran; de esa manera se aseguran la existencia (¿de qué?) para las próximas elecciones. Los dueños del juguete se llevan su carrito, dejando en la estacada a los que creían estar representándolos; es una muestra más de cómo están las cosas en este mi país. Es muy cierto eso de que en política nunca se sabe qué puede suceder y de seguro va a pasar lo peor.

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s