ACV


ACVACV

Poco a poco fue retomando la conciencia. Solo recordaba un violento dolor de cabeza; estaba en la cama de una clínica y el médico que lo miraba le dijo que había sufrido un ACV. Cuando preguntó con dificultad qué era eso, le respondió que un accidente cerebro vascular. Algo había producido que una parte de su cerebro no se irrigara bien y se había producido un problema.

Se sentía lento, pero podía mover manos y pies según le indicaron que hiciera. Le dijeron que le harían análisis y una tomografía pero que de primera impresión parecía haber reaccionado bien y que la había sacado barata, porque la hemiplejia o diversas parálisis eran lo más común en estos casos.

Se fueron, paseó la mirada incorporándose y descubrió sobre la mesa de noche unas cajitas. Las cogió para ver qué le daban y lo que vio no tenía ningún significado: no entendía. Cerca había un papel , sin duda la receta; la tomó y no pudo leer.

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s