EL GRITO


MALTRATO

 En medio del parque, le gritó mientras lo zamaqueaba: “-¡Ya no tienes edad para hacer eso! ¿Tú crees que voy a estar todo el tiempo cuidándote…?”; y después le dio una cachetada.

El recuerdo de los gritos, del golpe y el dolor, nunca se compararon con la humillación y las caras asustadas de los chicos.

Tiró el costal sobre un montón olvidado de basura, detrás de la pared de adobe y se fue para tomar el micro. No supo por qué Roberto, su padre, no gritó como años atrás.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en “EL GRITO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s