BUTIFARRAS DE VERANO


BAÑOS DE BARRANCO

 Las butifarras (ese pan con jamón del país y salsa criolla (para mí sin lechuga, por favor) me recuerdan a los mediodías de verano en que salíamos de los Baños de Barranco rumbo a casa y antes de irnos íbamos religiosamente a comer una generosa butifarra y a tomar una gaseosa en el establecimiento que expedía comidas, sándwiches, tortas, bebidas y para los “mayores” cerveza o un chilcano.

Maravilla que un alcalde decidió demoler para dar paso a un “progreso” que nunca vino y dejar inútil el funicular que llevaba y traía veraneantes con su magia de bajar y subir el acantilado…

En mi memoria no hay otras que se les parezcan, porque estas tenían el sabor especial de la libertad, el sol y el mar; ese sabor que no está en ningún sitio, salvo en el recuerdo.

Escribo, porque la foto de los Baños de Barranco me la envió Arturo, mi amigo y al verla, la máquina del tiempo me llevó a esa playa de piedras, a la infancia, a meterse al mar agarrado de una soga; a la orquesta que tocaba mientras las olas mansas mojaban los maderos y vigas de algo hermoso que ya no existe.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s