PÓRTICO


ORILLA DEL MAR

Nada se parece exactamente a lo que he visto antes.
Después de la oscuridad y los escalofríos, esa luz me cegó.
Después me levanté con cuidado de lo que parecía arena… ¡Es arena! Parece una playa y cerca debe estar el mar.
Tenía los oídos como tapados, pero ahora poco a poco oigo un rumor que debe ser de agua; he mirado para todos los lados y sí, el mar está ahí: manso, viene sin olas a deshacerse para regresar, humedeciendo la arena que brilla al sol, que curiosamente no quema a pesar de estar alto.
Es cómoda la temperatura y hay un aire que trae ese inconfundible olor que identificaría en cualquier parte.
… … … … … … …
… … … … … … …

El último lugar que recuerdo es mi dormitorio; alrededor de la cama están mis hijos con los rostros llorosos. De pronto apagaron la luz y dejé de escuchar.
He despertado, es un decir, en una playa.
Sin embargo, ahora que lo pienso, me he muerto; o esto ha sido una pesadilla que se convierte en sueño. Porque en sueños he estado en lugares rarísimos e hice cosas insólitas, sin embargo nunca antes fueron tan palpables las cosas y tan claros el sonido y los olores. Camino hasta que mis pies se mojan y me doy cuenta que no tengo calcetines ni zapatos, pero sí estoy vestido con terno y tengo puesta una camisa blanca y una corbata negra. Parece que la arena no se queda en la ropa y es extraño, porque no dejo huellas.
… … … … … … …
… … … … … … …

He caminado por la orilla y todo es igual: arena, agua, cielo y aire. No puedo ver un final y la orilla se prolonga indefinidamente. Ni siquiera me provoca quitarme el saco o la corbata. Me siento bien; en realidad me asombra, porque antes ya no podía abandonar la cama y tenía dolores que solo se iban por un rato con la pastilla blanca.
Para ser sueño, es bastante real; aunque alguno que tuve parecía durar, habían transcurrido solo instantes desde que comenzó. Este, en cambio, toma tiempo y no hay señales de haberme despertado.
¡Qué curioso! Hay un pórtico que está al borde del mar…
… … … … … … …
… … … … … … …

Rodeo el pórtico y en lo alto, como quien va hacia el mar, hay una inscripción:
“Por mí se va a la ciudad del llanto; por mí se va al eterno dolor; por mí se llega al lugar en donde moran los que no tienen salvación; la justicia animó a mi sublime arquitecto; me hizo a la Divina Potestad, la Suprema Sabiduría y el primer Amor. Antes que yo no hubo nada creado, a excepción de lo inmortal, y yo duro eternamente. ¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!”
Estigia no es una laguna, ni un río… ¡Es el mar!
Ahora falta que Caronte no venga…

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

8 comentarios sobre “PÓRTICO”

  1. PORLOHECHO EN TU VIDA TU NO TE HAZ GANADO UN ESPACIO EN LA BARCA DE CARONTE. DISFRUTARAS DE TU PADRE EL SEÑOR.
    TE FELICITO POR LO DESCRITO Y POR TU FUTURO GANADO A TRAVEZ DE TODA LA VIDA, SI EXISTE ALGO DESPUES, ESPERO QUE SI.

  2. Si Caronte llega a buscarme con su barca y pierdo toda esperanza de salir, le voy a pedir al gobierno que se haga cargo de los tributos por pagar.
    No crees más cómodo caminar descalzos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s