INTERIORIDADES


CUCHILLO C SANGRE

De niño me gustaba abrirles la barriga a las muñecas de mi hermana y sacarles el relleno, imaginando que era un doctor y que las operaba, para la furia de mi madre y el horror de la dueña de las intervenidas. Luego, ya más grande, una vez me atreví a hacerlo en un basural, con un gato muerto que estaba tirado ahí. La hoja de afeitar que usé, dejó escapar del vientre tenso un olor nauseabundo, mucho peor que todo lo que había olido hasta entonces.
Creí que mi vocación era ser médico, por lo que me atraía el descubrir lo que se ocultaba en el interior. Hasta que un día vi una pelea callejera y como uno de los contrincantes le metía un cuchillo en la parte del estómago al otro. Entonces el acuchillado se cogió el vientre y la sangre brotó entre sus dedos, mientras caía de rodillas. Corrí para huir del lugar y me encontré emparejado con el acuchillador, que se detuvo y me enfrentó con el cuchillo todavía ensangrentado. Me paralicé y le dije que solo quería hablarle, que no se me ocurriría contarle a nadie lo que había pasado. Me miró y preguntó: “¿Tienes un pañuelo?”. Cuando lo saqué, asintiendo, me tendió el cuchillo: “¡Límpialo!”. Lo tomé con cuidado y pasé la tela sobre la hoja varias veces. Al devolvérselo, negó con la cabeza: “¡Quédatelo!”, me dijo; volteó y se fue.
Lo vi alejarse por la calle mientras tenía en mi mano el cuchillo. Lo guardé en el bolsillo trasero del pantalón y cuidé que el mango no sobresaliera.
Desde que obtuve el cuchillo y vi sangre, supe que no necesitaba ser médico para descubrir lo que había en el interior de los cuerpos. Me basta con encontrar a alguien en una calle solitaria y oscura, pedirle un fósforo para encender mi cigarrillo y cuando se accede y me inclino para que acerque la llama, aprovecho para clavarle el cuchillo varias veces. Sale sangre, hay un leve forcejeo y después cae y le abro rápido la barriga. Lo malo es que las experiencias me indican, hasta ahora, que por dentro todos son iguales.
Voy a seguir probando esta noche.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

12 comentarios sobre “INTERIORIDADES”

  1. Pues yo… Soy fan absoluta de quienes pueden mostrarte la esencia de las cosas, sin necesidad de romperlas, je,je… un tema fascinante y complejo este de la psicopatía. Como escritor, te provee de asombro y material suficiente. La ilustración de hoy, me ha estrujado la sensibilidad pero desde que mi maestro de creatividad me enseñó que crear es “combinar todo tipo de cosas, las que viste, las que ves y las que sólo imaginas”, me esfuerzo por mantener la mente y los sentidos muy abiertos. Así no se pierde una de nada. Gracias por el consejo y el conejo, mi profe y amigo 🙂

    1. ¡Gracias a ti por leer y comentar!
      Es cierto que a veces la mente tiene vericuetos intrincados, pero la labor del que escribe creativamente, por ejemplo, es tratar de ir recorriéndolos y lograr que quienes leen acompañen en lo que puede ser uno o varios senderos. Completar el camino, depende de cada uno.
      En creatividad, como en la alquimia, el secreto está en la mezcla y sus proporciones. Creo.
      ¡Beso! 🙂

      1. Ir por la Creatividad, como por un camino! Nunca lo había visto así y es lo que hacemos! Es bueno tenerte cerca para completar ese camino y seguir desentrañando… léase secretos, lo digo por el post, brrr! 😉 . Otro beso.

      2. ¡Gracias por lo que dices! Aprendí que si uno no comparte lo que conoce o sabe, porque se lo enseñaron o lo vio, es un mendigo con cuenta bancaria cifrada. ¡Beso más! 🙂

  2. Cuento macabro, por algo se dice que todo médico tiene algo de psicópata, ese es tu caso amigo. A mi me sigue pareciendo que algunos médicos tienen un sentido altruista y más que tripas quieren salvar vidas. Manolo, es necesario que te cuides, si te lee la policía nos quedamos sin tus anécdotas y se san se acabo nuestra relación literaria.

    1. No te preocupes amiga, que no soy médico, sino paciente. Estos “divertimentos” brotan de vez en cuando… Prefiero escribir que operar. El papel aguanta mejor que el cuerpo…. ¡Buenas noches y gracias por leer y comentar. ¡Tocan la puerta!… ¿Será la policía? 🙂 🙂

  3. Genial! Me parecio estupenda la parte de la limpieza del cuchillo, la subordinación del aprendiz con el asesino.
    Asi empiezan…
    Buenas noches…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s