«TENGO MUCHO MENOS QUÉ HACER…»


RELOJ
En el tiempo en que tuve serias dificultades con Internet y no pude navegar, ni comunicarme electrónicamente de modo adecuado, descubrí que el día se alargaba y recordé que cuando era chico los días eran interminables. Me hallé de pronto, con que tenía menos por hacer (es un decir, claro) y que el tiempo, esa categoría que nos hemos empeñado en dividir, subdividir y cuantificar, que alimenta a fabricantes de relojes, calendarios y todo lo que sirva para medirlo, estaba realmente a mi disposición. Que cumpliendo ciertas tareas básicas, existe para mí, la posibilidad de leer, escribir, escuchar música, conversar o simplemente no hacer nada que no sea pensar. Es un poco tonto, seguro, lo que aquí manifiesto, porque el ser humano debe haber transitado por este camino infinitas veces; sin embargo, decirlo, detallarlo y escribir sobre ello, hace que me sienta como un descubridor. Un descubridor que narra sus hallazgos, no sé si maravillado o incrédulo.
Hay quienes matan el tiempo, lo atesoran, lo economizan, lo echan de menos o lo malgastan. Ahora SÉ que tengo tiempo y lo vengo usando como el niño usa un juguete nuevo. Hago mucho de lo que dejé de hacer o hice mal. Por eso el título de este post es engañoso y se refiere en realidad, a que mis prioridades cambiaron; mis afanes demostraron en muchos casos ser vanos y parece que tengo una cierta mirada distinta de las cosas.
Ahora que desaparecieron las dificultades “internáuticas”, no va a cambiar esta “nueva” manera de tomarlo todo; tal vez las urgencias no sean tan urgentes y todo siga tan relajado como ahora. Diría, que “no hay mal que por bien no venga”. El tema es decidir cuál es cual.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

4 comentarios en ««TENGO MUCHO MENOS QUÉ HACER…»»

  1. Me encanta este post! , no imagino mirada más feliz que la del asombro permanente y ante todo. Disfrútalo mucho. También lo haré, no imaginas lo bien que me ha caído leerte esta mañana. Un beso.

  2. ¡Creo que es lo que hay que hacer (ahora que parece haber más tiempo)! Me alegro que haya servido de algo este escrito mío, describiendo un descubrir insospechado. Beso grande. 🙂

Los comentarios están cerrados.