MARGARITA, TE VOY A CONTAR UN CUENTO


th

“..Este era un rey que tenía un palacio de brillantes, una tienda hecha del día y un rebaño de elefantes…”.

Es el fragmento de un poema de Rubén Darío, que mi madre me recitaba cuando era chico y yo me enojaba mucho porque no era ninguna Margarita, sino Manolo.

No sé si será cierto que Martín Belaunde Lossio perdió un vuelo que lo iba a sacar de Bolivia,  por culpa de una entrevista por teléfono a un programa de la televisión.

El caso de donde los medios comen (junto con el de Oropeza y sus compinches) no podía tener un ingrediente mejor.

Al final lo cogió la policía del país altiplánico, gracias al rastreo que hizo en base a una señal que –mediático él- dio para contar la “primicia”, que se constató después como una mal fabricada mentira: secuestro, heridas y escape fantástico de supuestos captores. La realidad resultó ser tristemente común y lo encontraron escondido debajo de una cama, camuflado, entre un montón de ropa usada. El final heroico, de serie trepidante de la tele que soñó y contó (contar viene de cuento) se convirtió así en algo chapucero y, banal.

Ahora “contará su verdad” (otra vez, contar viene de cuento) y ya se sabe cuánto se le puede creer a un cuentista que se proclama “perseguido político” y que más parece fabricante de tramas o escritor de guiones de fracasadas series policiales.

Ha de haber un trasfondo ciertamente, pero menos complejo que lo que él y otros quisieran. Siguiendo la pista del dinero (vieja táctica policial) se llegará al final, a no ser que otros cuentos ingresen en la escena. Entonces se alargará la cosa, se adornará la cosa y se volverá irreconocible la cosa… ¿Qué cosa? ¿De qué hablan?

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

5 comentarios sobre “MARGARITA, TE VOY A CONTAR UN CUENTO”

  1. Margarita, es de nuestro gran poeta Rubén Darío. Y acá en Nicaragua, cuando alguien comienza a “contar un cuento” que parece mentira, de forma burlona se le dice: “Margarita te voy a contar un cuento…”. Saludes Manolo.

    1. E¡Que coincidencia! Sabía (y lo digo en el texto) que era de Darío. Lo que no sabía era lo similar de la expresión. En realidad, no sé si estés al tanto, pero esto de Martín Belaunde Lossio, parece una rocambolesca historia… 🙂

      1. Perú es un lugar que me gusta mucho, estuve en Lima en el 2011. Y desde entonces me interesa todo lo que allá sucede, y por supuesto me actualizo en la similitudes con lo que vas contando. Aprender Margarita desde la infancia es casi obligado, y pues todos crecimos con ese doble sentido: !Ah, ya vas… Margarita te voy a contar un cuento! Después suenan las risas. Debo aprender esa palabra nueva “recambolesca” ja ja ja 🙂

      2. ¡Me gusta mucho que te gustara Lima! La palabra es rocambolesco. Viene de Rocambole, un personaje aventurero, medio ladrón, de la literatura francesa…. 🙂

  2. El fin de semana me pase viendo noticias que hablaban de este señor, y cabe resaltar que hubieron muchas contradicciones, que la policía trata de atar cabos pero como tú dices yo creo que aparecerán nuevos cuentos que alarguen toda esta historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s