CON F DE FACTURA…, DE FISCAL…, ¿Y CON F DE FALSO?


Red pencil marking an F on paper close up. Image shot 2009. Exact date unknown.

También podríamos citar más palabras con “F”: fraudulento, fechoría y feo.

La última palabra es el aspecto que tiene el descubrimiento del asunto en el que al parecer tiene participación  el ex Fiscal (va una “F” más) de la Nación. Una raya más en la piel impenetrable de alguien que lo niega todo. Todo lo que sea en su contra, por supuesto.

El asunto de las facturas (otra “F”) de un restaurante que al parecer solo existe en el papel, no es que trascienda por el monto en dinero,  porque se trata de unos 11 mil soles repartidos entre mayo y diciembre del 2014 (un poquito excesivo para una persona), sino porque parece la manera de sacarle la vuelta a una rendición de gastos oficialmente imprescindible. Esta sería una fechoría (seguimos con las “F”) adicional  -de poca monta frente a otras-  de quien con cara de palo argumenta y dice que todo son patrañas, fabricadas (“F” feroz) ad hoc, para dañarlo a él.

La lista de “hazañas” es grande, pero su habilidad para caminar por cornisas y no proyectar sombra es muy grande también.

Lo de las facturas puede terminar pasándole la factura.

Solamente para finalizar, aquí hay dos “F” más: forúnculo, que es un grano superlativo y que si se presiona, salta el pus, que tiene un olor fétido. Como toda esta cosa.