ES MI OPINIÓN


opinion

Es mía y solamente mía. Creo tener el derecho a tenerla y también a equivocarme. Si me demuestras lo contrario a lo que pienso y a mi opinión, aceptaré que me he equivocado y si es posible, pediré disculpas.

Sin embargo no se puede esperar que cambie de opinión porque sí, o que me pliegue a lo contrario por seguir la corriente.

Respeto tu opinión, aunque difiramos. Tienes todo el derecho de tenerla y expresarla y no seré yo el que ponga traba alguna. Tú yo tenemos nuestras opiniones y todo el mundo las tiene. La opinión es como la libertad, y debe ser igual que ella.