CONTARLO TODO


MANOS

A veces dan ganas de vaciar el saco y decir esas cosas que uno vio sin creer que sucedían. De contar con pelos y señales de reality show, lo que uno vivió como protagonista o lo que ocurrió cuando miraba y los demás no se daban ni cuenta. Cantar unas verdades que acumulan polvo en las arrugas y que tal vez espantarían a los pacatos, provoca.

Hacer una especie de limpieza de cajones, encontrar y mostrar ciertos hallazgos que uno creyó perdidos u olvidados, es una tentación.

Puede que la discreción gane, que lo que fuimos rescatando no tenga ningún valor concreto y mejor sea que el polvo se siga acumulando y no saquemos a la luz lo que podría ser basura. De pronto el tiempo actúa y desmenuza en pedazos pequeños e impalpables lo que antes pareció cosa tremenda.

De pronto es mucho mejor callar algunas cosas y si eso significa que uno otorga, lo que se da en realidad es silencios a pasados que ya tienen bajo tierra mucho tiempo.

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s