NO CONFUNDIR «EL ESTADO» CON «EL GOBIERNO»


LUPA

Para muchos es un sinónimo. Otros, sabiendo la diferencia llaman “el Estado” a lo que en realidad es el gobierno. Lo hacen para crear confusión, eso que Confucio inventó (célebre dicho de Miss Panamá en el 2009).

Me parece importante diferenciar ambos conceptos porque a veces se le atribuye a uno lo que corresponde al otro y viceversa.

El Estado, para empezar, es permanente. El Estado Peruano, por ejemplo. El gobierno (su nombre lo dice) es quien debe conducir un Estado y por lo general es transitorio. El gobierno que preside el señor Ollanta Humala, por ejemplificar.

Estado somos todos los peruanos, en cuanto grupo humano que habita un territorio determinado y comparte una organización jurídica. Sí, son peruanos también aquellos que no viven dentro del territorio indicado y que por Ley son reconocidos como ciudadanos.  Gobierno son las instituciones políticas y administrativas que funcionan dentro de un Estado.

La mezcla (a veces, repito, interesada) viene cuando se atribuyen al Estado, acciones de gobierno o se llama o se nombra al gobierno como si fuera Estado.

Parece que la sinonimia existiera aquí, pero no.

No soy jurista, pero creo que la terminología marca diferencias. Me parece que el Estado no tiene por qué pagar los platos rotos de ningún gobierno.

Como se dice, S. E. u O., porque de pronto me equivoco.