FLOTAR


FLOTAR

Cuando hay corriente o marea contraria en el mar, el consejo es flotar. Mantenerse lo suficientemente quieto para no hundirse.

En el país hay mucho flotando, supongo que en espera que la corriente se sosiegue y venga la hora en que la marea se tranquilice. En el país los casos de corrupción flotan porque no se quiere investigar, se aducen tecnicismos y se mira a otra parte. En el país flota la delincuencia, porque la corrupción flotante llegó a los responsables de combatirla.

En el país En el país flotan jueces, fiscales, autoridades varias, alcaldes, presidentes regionales y mucho más.

En el país flota tranquilamente todo aquello que algún problema tiene.

En el Perú, la mierda flota.

Anuncios