HIENAS


HIENA

Seguramente creyeron que era un juego y lo mataron.

Seguramente creyeron que estaban sometiéndolo a “pruebas máximas”  y lo mataron.

Segura mente “solo querían divertirse”  y lo mataron.

Seguramente creían que los golpes que le daban no dolían y lo torturaron hasta matarlo.

Seguramente estaban acostumbrados a que sus víctimas no dijeran nada y este tampoco lo hizo: porque lo mataron.

Al sargento EP Luis Esteban Ching Bardales, lo golpearon y asfixiaron hasta matarlo.

No fue un sanguinario enemigo ni un artero delincuente. Fueron por lo menos 7 compañeros de armas.

Han detenido a un teniente, pero nadie va a devolver a la vida a un joven de 22 años que estaba sirviendo a su país cuando unas hienas lo asesinaron.

La risa o un remedo de ella, es el grito de guerra de las hienas. Las hienas son cobardes y suelen preferir la  carroña, pero a veces, cuando están en manada atacan hasta matar.

Han matado a un hombre y seguramente reían mientras lo golpeaban y ahogaban.

Son hienas que visten de uniforme.