No te rindas


cruzdelsur

Fuerte como un árbol con los pies sobre la tierra y el alma libre moviéndose con el viento. Fuerte como un árbol con los pies sobre la tierra y el alma libre moviéndose con el viento.

Me camuflo para dejarte este poema tan lindo que lo leo una y otra vez y no puedo evitar derramar alguna lágrima. Estoy convencida que los hijos eligen a los padres antes de nacer, que el destino lo quiso así y yo te volvería a elegir, una y otra vez. 

No te rindas 

No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.
 
No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.
 
No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay…

Ver la entrada original 158 palabras más

LA PECERA Y LOS DÍAS.


PECERA

Desde ayer estamos estrenando mes: setiembre y una voltereta hacia fin de año. Setiembre rima con noviembre y diciembre. Estos trescientos sesenta y cinco días que teníamos al principio del 2014 y que llenaban el cuenco exiguo de nuestras manos escapándose en futuros y chorreando posibilidades, ahora es un modesto charco que con cada día que pasa va evaporándose.

Pasa el año; camina hacia su final más aceleradamente de lo que quisiéramos. Con más velocidad.

En el fondo del charco de los días que quedan están moviéndose lentamente posibilidades y futuros, como esos peces pequeños que atrapábamos en las acequias cuando éramos chicos y que luego en un pomo, convertido en mágica pecera, eran imaginarios grandes peces de las profundidades, hasta que un mal día amanecían panza arriba, flotando muertos, junto a unos sueños y unas esperanzas.

Quedan aún los días: quedan las esperanzas y los sueños. Procuremos que vivan en esa artesanal pecera que atrapa las aguas de setiembre a diciembre. Aunque sean chiquitos, que los sueños y esperanzas se cumplan. Serán peces hermosos.