EL CARTÓN


BIRRETE

El nuevo escalafón elaborado por la consultora Center for World University Rankings no tiene a una sola universidad peruana entre las mil mejores del mundo.

 

La lista, dada a conocer hoy a los medios, muestra que Estados Unidos es el país que tiene más universidades dentro de este prestigioso escalafón, con 229 centros educativos que alcanzan gran exigencia.

 

No obstante, China ha visto un crecimiento importante en el aspecto educativo, y ya tiene 84 centros confiables para la educación superior, mientras que Japón tiene 74 pese a su pequeño territorio.

 

Otros países que han logrado una buena posición son Canadá, Australia, Austria, Suecia, Finlandia y Nueva Zelanda.

 

Lastimosamente, nuestro país no figura en esta lista, porque ninguna universidad peruana fue tomada en cuenta entre las mil mejores.

web@grupoepensa.pe

 

 

Creo que nadie puede oponerse al espíritu de la nueva ley universitaria. Por lo menos nadie que piense de verdad que la educación no es un negocio de una sola vía, sino una transacción donde ambas partes ganan: gana el educador y gana el educando. No es posible que la ansiedad de lucro de un lado se cebe en la necesidad, la confianza y la esperanza del otro.

La ley tendrá aristas que no la hacen inválida sino pasible de correcciones: como todo. Creo que en ciertos casos, la autonomía se ha entendido como la posibilidad de hacerlo todo; una especie de omnipotencia sin control. Algo como el poder absolutista de esos reyes, que de pronto devienen en tiranos.

El asunto de las universidades es algo que conviene que siga sin moverse a los mercaderes que venden los cartones como si fueran títulos. Porque venden cartones, papelitos que cuando son copiados en el jirón Azángaro producen que se rasguen vestiduras: no admiten competencia y menos si esta va a atentar contra el bolsillo. Es triste: un cartón de Azángaro tiene en la sociedad desavisada, el mismo valor que el que dan algunas “hunibercidades”, pero un menor precio.

Insisto que la ley puede perfeccionarse, pero tiene además la virtud de haber puesto las luces sobre un tema que es fundamental. Sacó al descubierto basura, ratas, ratones, moscas y otros desechos varios que estaban envueltos en papel de regalo.

Ahora que les está llegando la hora a las mafias, creo que con los mercaderes de la educación no hay que tener piedad. Oponerse a la ley a rajatabla como algunos lo han hecho, es descubrir un lado que se cuidaron mucho de tapar. De pronto mi razonamiento es muy simple, pero hay palabras en el código penal de mi país que definen lo que está sucediendo. Hay que llamarle pan al pan y vino al vino.

Las “hunibercidades”, que desaparezcan por los mismos desagües de los que emergieron.

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s