“PROMETER, PROMETER… HASTA METER. UNA VEZ METIDO, OLVIDAR LO PROMETIDO”


CORTE DE MANGA

Las “promesas” que se hacen muchas veces terminan, groseramente, así. Estamos acostumbrados por desgracia a escuchar ofrecimientos que después no solo resultan incumplidos, sino que cuando se reclama, la respuesta suele ser: “yo nunca dije eso” o “me sacaron de contexto”. Así, de esa manera vivimos, creyendo esperanzados, para provecho de alguien.

La política está llena de esas falsas promesas que se enuncian con la finalidad de “llegar”; de obtener los votos necesarios que permitirán hacer “chichirimico” de sueños e ilusiones.

Esto no es privativo de esta realidad peruana sino que se ve en todas partes. Sin embargo parece que aquí nunca aprendemos y los embaucadores se quedan sin castigo. Tanto, que muchas veces repiten el banquete con el respaldo de los damnificados. ¿Qué es lo que nos pasa? ¿Por qué será que creemos y creemos hasta que la realidad nos desengaña, solamente para que volvamos a ser crédulos? Curioso modo de ser el nuestro que, como los hámsteres cautivos, da vueltas infinitas metido en una rueda sin beneficio alguno…

Las elecciones vienen y volveremos a escuchar promesas y cantos de sirena. En realidad deberían sonar las sirenas de alarma. Que a las palabras no se la lleve el viento y la esperanza que no sea lo último en perderse. Bien dicen que la mona, aunque vista de sedas… ¡mona se queda!

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

4 comentarios sobre ““PROMETER, PROMETER… HASTA METER. UNA VEZ METIDO, OLVIDAR LO PROMETIDO””

  1. ME HACE ACORDAR A NUESTRO QUERIDO PROFESOR EL HNO SANTOS GARCIA QUE DECIA: EL NUMERO DE TONTOS ES INFINITO, ACERTO, PERO SE EQUIVOCO CUANDO DECIA: EL QUE LA HACE LA PAGA.

  2. Nosotros tenemos elecciones internas el próximo domingo. Con decirte que es tanto lo que dicen, que parece que el Uruguay, fuera el país más próspero del mundo, el más seguro, el más igualitario, el menos recista, el más culto….etc…etc…No te quiero decir más…tu me comprendes…igual que yo a tí.
    Un abrazo.
    Hasta después de las elecciones.

    1. La comprensión es mutua, la desazón y rabia parece que también. ¿Es un “karma” o una maldición? ¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué…?
      Las elecciones deberían ser “selecciones”.
      Abrazo y éxito con el “aterrizaje”.
      🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s