BEAU GESTE


beaugeste1

Siempre algo lo marca a uno.

Una película, en blanco y negro, vista en el paraninfo del colegio, un sábado “de cine” por la tarde, fue para mí esa marca en la infancia.

Beau Geste” que sería un clásico del cine, filmada en escueto blanco y negro, produjo el efecto de un bombazo en este lector apasionado de Verne y Salgari que era yo.

Chico, estaba acostumbrado a las matinées del cine Balta, el Zenith, el Raimondi, el Barranco y el viejo cine Paramount que luego se transformó en un moderno Premier. Allí las aventuras eran en el viejo oeste americano, con pistolas, comanches, navajos y bandidos. Allí el “joven” siempre era el salvador de  la “chica” y cabalgaba lento hacia el ocaso.

“Beau Geste” me llevó a un desierto distinto al de Arizona; más lejos, en el África, para mostrarme por primera vez y ante mi asombro a una Legión Extranjera francesa, la de quepís redondos con una tela que colgaba protegiendo cuello y nuca. Los uniformes que usaban se me antojaban incómodos para un clima a todas luces inclemente y caluroso. ¡África, el desierto, un fuerte perdido entre la arena, heroísmo, fusiles y centinelas que parecían vivos, pero que estaban muertos! Un mundo diferente al continente negro que pintaban los libros: en vez de árboles y selvas, una extensión vacía, donde esperaban escondidas la aventura, el honor, la camaradería y eso que las películas de hoy casi no traen: compañerismo.

Beau Geste” más que una historia fue para mí una revelación; Gary Cooper un héroe y el brutal sargento Markoff (¿ruso tal vez?) la encarnación de la vileza y el mal.

Es difícil describir las sensaciones y “Beau Geste” fue una de ellas: la que más importó por mucho tiempo. La que marcó una infancia curiosa, muy curiosa, que jugaba soñando y que soñó con juegos de abordajes, de fuertes olvidados, de casas derruidas, de arenas calcinadas por soles implacables, de mares que en tormenta eran siempre mortales…

Después de la película, vino la vida que me distrajo con su día a día; sin embargo el recuerdo quedó grabado a fuego en mi memoria como una sensación indescriptible.

beaugeste2

 

 

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en “BEAU GESTE”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s