GUERRAS PARTICULARES


EL COMERCIO

Una señora y un señor se dicen cosas. Resulta que la señora es la esposa de un Presidente y el señor fue antes Presidente.

Las frases cruzan el espacio queriendo ser cuchillos y herir al otro; si es posible, de muerte. Debajo, la población mira esos arrebatos, calculados o no y decide que una vez más la cosa no es con ella.

Mientras tanto las frases-cuchillada vuelan y detrás del señor y la señora hay dos bandos, que en fila, disciplinadamente, vitorean y alientan. El grueso de la gente, la población, no se inmuta ni un poco, preocupada por hoy día y tal vez por mañana.

Con rases grandilocuentes, mezquindades, insultos, ironías y diatribas creen que llaman la atención y tratan de erigirse en centro, sin darse cuenta que, mediáticamente, compiten con Florcita y “Esto es guerra” con mucha menos suerte.

El señor y la señora pasarán y en algunos años serán un accidente más de esta fracturada realidad. El Perú es un país que vive sin mirarlos, aunque los sufre como si fueran sarampión o tos incómoda. Entre tanto, ellos se desgañitan en su rutina de llamar la atención; como si los que escuchan tuvieran mucho tiempo, nada que hacer y no los hubiesen llamado a almorzar hace bastante rato.

 

FOTOS: “El Comercio”

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s