SENTIMIENTO


eye

No siento miedo a morirme; siento miedo a irme muriendo.

La muerte no me asusta, sino lo que podrían ser unos prolegómenos que de pronto se me hacen insufribles.

El deterioro que he visto en mucha gente y que los vuelve objetos que se convierten en verdaderas rémoras, es para mí un final poco feliz.

No quisiera que me pasara eso (tampoco se lo deseo para nadie), tal vez porque me gustan los finales felices. Y eso, como sucede con tanto, parece haber pasado de moda.

 

Ilustración: ESCHER