Y AHORA… ¿QUIÉN PODRÁ AYUDARNOS?


chapulin-colorado

En comunicación hay algo que siempre, SIEMPRE debe tenerse en cuenta: la oportunidad.

Parece que para anunciar el aumento a los ministros (una “papa caliente”) la oportunidad no fue la mejor. La peor, yo diría, porque lo único que hizo fue levantar un terral gigantesco, que los vientos se encargan de mantener vigente y esparcir.

Desde el lado económico, me parece un despropósito hacer un aumento de ese tamaño y enfocarlo en una cúpula. Lo peor es el anuncio que el Presidente no se subirá el sueldo   … ¡Dicho por el ministro de Economía al dar explicaciones! Si el cálculo fue anunciarlo luego del caso de La Haya porque “el público estaría mediáticamente distraído”, habría que regalar a alguien una cajita con sentido común. Sería un regalo valioso, porque como al parecer es cierto, resulta ser el menos común de los sentidos.

El anuncio abrió la Caja de Pandora y ahora se “investiga” y saca a relucir de todo. Sin embargo, parapetadas en sus explicaciones, las autoridades no cejan ni parece que retrocederán.

El crédito que ganó en su cuenta de popularidad hizo que quien decide, hiciera un mal cálculo. Anunciar un aumento es alborozador para quien lo recibe y produce descontento en quien lo ve y sufraga.

Tenemos el beneplácito de la Confiep” publicaron y fue como echar gasolina a un fuego. Justamente el gremio, visto como “el de los patrones” por la gente, resulta en este momento el menos indicado para servir de apoyo.

Si no fuera muy serio, diría que esta es una comedia de equivocaciones: pero no.

Es muy serio el asunto y demuestra una falta de pensamiento y reflejos preocupante.

Y este sólo es el botón de una muestra de desaciertos que poco a poco ganan terreno a los aciertos. En oportunidades como esta, me parece que ni el Chapulín Colorado podrá ayudarnos.

Anuncio publicitario

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.