TE “REMUERDE” LA PIERNA


perro ladrando

Es decir, vuelve a morder.

A raíz de mi último post, Lucho me recordó un incidente de cuando éramos chicos… Un incidente con perro, de esos que contraviniendo el refrán, ladran y muerden.

Íbamos por la calle en Barranco y un perrito salió a ladrar furiosamente: estábamos en bicicleta y como todo perro que se respete, sin importar tamaños, comenzó a perseguirnos y a ladrar. Lucho hizo un ademán con la pierna y el perrito lo mordió, tan fuertemente en el tobillo, que por más que sacudía la pierna, el perro no soltaba su presa. Yo miraba la escena y a mi “salvador” que sacudía la pierna y el perrito seguía bien prendido, no sé si furioso, desconcertado, asustado o todo eso junto.

Al final se desprendió y el resultado para Lucho fueron vacunas, porque no se sabía bien si el perro callejero podía tener rabia. Comentamos muchísimo el hecho y a mí se me acrecentó el temor a los perros. Sí, Lucho me salvó de un acoso perruno y se ganó un mordisco, que devino en dolorosas vacunas preventivas…

Recordando lo que ahora es anécdota, pienso que lo final fue para mí un argumento más: yo prefiero los gatos, que por supuesto también muerden; arañan además, pero no creo que persigan por la calle a las bicis.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

8 comentarios en “TE “REMUERDE” LA PIERNA”

  1. Manolo, lamentablemente el ser humano ha adoptado y domesticado a varios animales desconociendo su realidad animal, pensando que la obligación de ellos es comportarse como humanos. Se supone que los seres racionales somos nosotros, pero nos pasamos siglos enteros intentando que el perro hable y que el gato haga algo útil.
    Nunca en nuestros barrios faltaba el perro suelto, que en realidad no era callejero, que nos asustaba con sus ladridos y amenazas, pobres nosotros ignorantes.
    Recién ahora que las profesiones han proliferado nos explican que los canes son grandes defensores de territorios, por lo que antes lo que hacíamos era entrar en la casa “pateando al perro”, nunca se nos ocurrió saludar o hacerse presente al can para poder pasar, he ahí el inicio de las mordidas sin razón aparente o el ataque de perros supuestamente tranquilos.
    Ahora es más común la frase “no existe malos perros sino malos dueños”, para reflejar un poco la realidad de que en realidad no existe perro malo, sino dueño o visitante poco preparado.
    Un claro defensor de las mascotas ha señalado que tanto los perros como los gatos son nuestra reconexión con la naturaleza, conexión que hemos perdido los humanos mas no nuestros fieles compañeros.

      1. Gracias Manolo! dame tu dirección para enviarte mi libro de fotografías de perros callejeros que saqué el año pasado, para que te caigan un poquito mejor… 🙂

  2. Cuántos niños quedaron “resentidos” con esos perros perseguidores (me incluyo). Hace poco un perrito me persiguió estando yo en carro, por lo que hice la maniobra de girar el timón, como tratando de esquivarlo o alejarme. Luego me reí de lo absurdo, yo estaba protegido por una tonelada de fierro. Instinto de protección desarrollado en la niñez con bicicleta, como lo narraste 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s