NO ME COMERÍA A PIERCE


Pierce

Sí, ya sé que hay personas que comen gato.

Yo no lo haría y no creo que nadie se coma a su compañero (excepto la Mantis Religiosa a su ocasional y final pareja, post coitum).

Pierce, la gata da muestras diarias de una inteligencia y percepción que ya quisieran tener muchos. Lo mismo debe suceder con todos los gatos, que comparten casi completo (95.6%) el genoma del tigre, del cual se separaron para andar su camino evolutivo hace más de 10 millones de años. Para quien guste de los gatos, lo que yo pueda decir aquí será poco.

Dicen que cuando el hombre de las cavernas llevó al perro a su cueva, este pensó: “Curioso este ser que me acoge, me da de comer, camino con él, juego con sus hijos, duermo y me acaricia. ¡Debe ser dios!” Sucedió lo mismo con el gato, que pensó a su vez:   “Curioso este ser que me acoge, me da de comer, camino con él, juego con sus hijos, duermo y me acaricia. ¡Debo ser dios! Cuestión de óptica y una letra.

Los “Comegato” del mundo ¿se comerían a Hello Kitty o a los gatos Tom y Félix?

ESTÁ LLOVIENDO BARRO


lodo.

Parece que la garúa  limeña se ha convertido en un aguacero de barro. En los medios se escuchan y leen los epítetos más insultantes y estrambóticos. El famoso “pitido” con que la TV tapa el sonido de palabras no aptas para ser transmitidas, se convierte en zumbido perenne. Se insultan las vedettes, los políticos, las personas comunes. Las mentadas de madre vuelan en medio del tráfico; parecen “graciosas” las lisuras proferidas y poco a poco está el barro pegajoso inundándolo todo.

A un congresista le han dicho de todo por “osar” presentar una ley igualitaria en proyecto: de pronto unas declaraciones de evidente intención, dicen que defiende a “su” género. Esta lluvia de barro quiere alcanzar a todos, no sirven los paraguas: la ciudad y el país se encuentran chapoteando en el lodo.

Se ha vuelto un deporte masivo: las peleas que en la TV veíamos, importadas, hoy son producto nacional y como un “reality” monstruoso se expande de los barrios a los medios y regresa de estos hacia aquellos.

¡Cómo se espera que la lluvia normal se lleve el barro y limpie! Ojalá que mañana, cuando el tiempo escampe, no se nuble de nuevo y llueva mierda. 

ASESINOS AL TIMÓN


LA REP REP CIUD

No es difícil adivinar de qué trata este post. Es algo repetido muchas veces, que vemos en los noticieros de la noche en TV y ocupa cada vez más espacio en los periódicos.

Cadáveres regados en las pistas, heridos, miles de papeletas entre graves y muy graves, SOAT vencidos o que no existen, dosajes etílicos culpables que se arreglan con plata, denuncias y sobre todo IMPUNIDAD.

Aquí no pasa nada y los asesinos siguen empuñando el timón para después fugar, pedir disculpas o perdón y de nuevo matar. Un grupo de choferes agremiados dice que las papeletas son injustas y que los precios que han de pagar por ellas es muy alto. Y me pregunto yo ¿cuánto es que vale una vida humana? Es injusto que circulen asesinos en vehículos varios, que no respeten normas, crean que la velocidad y la ebriedad son signos de alegría y machismo.

Pegan a policías, manejan sin brevete, invaden las veredas y en el servicio público hacen carreras a ver quién recoge al pasajero que al final es la víctima que matan.

¿Hasta cuándo Lima será la ciudad donde manejar es suicida, lo es cruzar la calle y pararse en la esquina?

¿Hasta cuándo veremos las noticias que vemos, enterraremos muertos, consolaremos a inconsolables viudas y huérfanos?

¿Hasta cuándo los asesinos del volante se reirán de todos para seguir matando?

¿Son los privilegiados a quienes nada pasa? ¿Es que tienen “corona”, son los “reyes” de algo? ¿Tienen como el agente secreto de novelas permiso de matar?

No entiendo, ni creo que esto pase y nadie reaccione.

Los asesinos deben ir a un lugar del que nunca jamás puedan salir. ¡Limpiemos nuestras pistas de asesinos ahora!

Que la muerte no maneje jamás.

 

Foto: “La República” Reportero Ciudadano.

 

 

NOS ESTÁN OBSERVANDO…


vida-extraterrestre-800x400

Los líos y desmadres que suceden en esta pelota que gira en el espacio y que se llama Tierra, estoy seguro  interesan desde hace centurias, tanto como las agitaciones de una colonia de hormigas para el hombre común, a otras inteligencias totalmente distintas de la nuestra.

Nos observan de lejos y quizá ya enviaron misiones para vernos de cerca y comprobar lo extraños que somos.

El astrónomo de la noticia citada, calcula que en 25 años más o menos conoceremos algo de vida extraterrestre. Eso, claro, si nuestro planeta sobrevive a las aceleradas locuras de los hombres y no sucede pronto que el fuego nos consume como dicen que hizo con Sodoma y Gomorra; cada vez nos acercamos más a que alguien diga “¡basta!” y acabe con la Tierra, sus pasiones, sus guerras, sus recuerdos…, si es que nosotros mismos no la hemos destruido antes.

Sí, nos están mirando y debemos ser el hazmerreír del Universo: duraremos lo que dure una risa.

 

Astrónomo del SETI: conoceremos vida extraterrestre dentro de 25 años.

SANTI  ARAUJO

De:   ALT1040

“La posibilidad de que exista vida extraterrestre lleva alimentando la imaginación de los seres humanos desde hace mucho tiempo. Los avances astronómicos que se han conseguido durante este siglo son increíbles, permitiendo conocer más datos del Universo. Un astrónomo del instituto SETI asegura que encontraremos vida inteligente fuera de La Tierra dentro de 25 años, basándose en la información que conocemos actualmente sobre planetas capaces de albergar vida.

Actualmente, el 1% del Universo que conocemos podría albergar vida. Puede que esa cifra parezca pequeña, pero si consideramos el tamaño total del mismo, nos da como resultado un gran número de posibilidades. Sobre esta teoría se apoya Seth Shostak, astrónomo principal del instituto SETI (Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre), quien afirma que conoceremos algún tipo de vida alienígena antes de un cuarto de siglo.

Esta teoría cobra más fuerza si pensamos en todas las formas en las que un planeta puede considerarse habitable, ya que no tiene que ser exactamente como la Tierra. Shostak afirma que el tipo de ciencia de la que está hablando no se basa en la idea de construir una hipótesis para refutar esta idea, todo lo contrario, está diseñada como un medio para explorar el potencial de lo que podría ser.”

 

LAS COSAS CLARAS


linterna

En nuestra ciudad todo parece entremezclarse.

Los colores no dan un tono definido, las declaraciones se andan con rodeos para en el fondo no decir nada; “si te vi no me acuerdo”, “yo soy su hermano pero no sé nada”.

El gris, que no es blanco ni es negro es el color patrón; la garúa no es lluvia, siempre habrá una “rebaja”, los precios no son fijos, no hay veranos de veras, no existen los taxímetros; el kilo suele tener menos de los mil gramos, “nadie se va a dar cuenta”, “déjalo así nomás, hermanito, cholito” y con un “casi-casi” las cosas se consideran llenas. Parece no gustarnos lo exacto, aquello que se puede comprobar.

El mal de la ciudad es el mal de sus gentes, parece que contagia o engulle al que no piensa igual. “Esperar un momento” puede significar horas y así pasan los días y todo está en suspenso. En un compás de espera que convierte el mañana en pasado mañana y el pasado mañana en un débil “¡quizás!”.

No se resuelve nada, a todo se da “largas”, por eso cuando alguien cumple con su promesa solo es un bicho raro, alguien desadaptado que no ha entendido el ritmo y no sabe bailar.

No es buen ala costumbre llamar pan al pan y vino al vino.

Como pan pasa cualquier cosa y el vino que se ofrece sabe a ron de quemar. No sé si aprenderemos algún día, pero tal vez entonces será tarde y lo único claro de las cosas es que ya nada ni nadie nos va a poder salvar.